Trauma facial y de mano

piensa por manos

“El hombre piensa por que tiene manos” (Aristóteles).

 

Las manos representan la forma de poder comunicar y trasmitir lo que nuestro cerebro desea, creando y produciendo desde acciones simples hasta verdaderas obras de arte. Las malformaciones congénitas y las lesiones de la mano (cualquiera que sea la causa), afectan el desarrollo de cualquier actividad humana.

 

La cirugía plástica contempla la cirugía de la mano, haciendo posible reconstruir deformidades congénitas y lesiones que parecieran irrecuperables, llevándolas en la medida de lo posible a recuperar la forma y sobre todo la funcionalidad.

 

 

 

 

manos

De igual forma el rostro representa nuestra ventana a la comunicación humana, la cirugía plástica puede ayudarnos en casos de malformaciones al nacimiento ó en caso de cualquier traumatismo que afecte la piel ó los huesos faciales. Reconstruyendo y buscando minimizar la secuela.

 

En conclusión, cualquier traumatismo ó malformación congénita ya sea en las manos o el rostro pueden necesitar de la cirugía reconstructiva. Ya sea para reposicionar los tejidos y minimizar o mejorar las cicatrices en la piel o acompañados de la utilización de técnicas de osteosíntesis en casos de fracturas óseas.

 

Todo con la el objetivo primordial de restablecer la forma y función, llevando a una reintegración social y laboral que permita a aquellos que lo padecen, gozar de una vida con mayor plenitud y sin complejos.