Abdominoplastia

abdomen2La abdominoplastia también conocida como dermolipectomia es una intervención que permite corregir los defectos estéticos del abdomen. Entre estos defectos está el exceso de grasa, pero aun más los excesos de piel y los problemas a nivel de los músculos abdominales.

La pared del abdomen es una estructura muy importante ya que sirve para contener los órganos abdominales y mantener recta la columna vertebral. Es una estructura formada

 

por varios músculos, entre los cuales hay que destacar los rectos abdominales.

Los rectos abdominales son 2 músculos que forman la parte anterior del abdomen. Van desde las costillas hasta el pubis y están unidos, el uno al otro, en la parte central.

 

 

 

 

 

 

Estos músculos se separan entre sí durante los embarazos para hacer sitio al útero que está creciendo. Cuando el embarazo termina tendrían que volver  a unirse, pero, casi nunca, lo hacen por completo. En otros casos, como en los hombre, esta distensión será producto del acúmulo de grasa intrabdominal.

 

Se crea, así, una zona de debilidad en el centro del abdomen que se define como diástasis que pueden incluso llegar a estar acompañada de hernias en la zona central (umbilicales y paraumbilicales).

 

A nivel estético la distancia que se crea entre los rectos abdominales hace que aumente la cintura y, en la vista de perfil, el abdomen quede siempre un poco más abombado.

 

El otro problema es la piel, que puede ir distendiéndose y perdiendo de elasticidad formando un “faldón” que cae encima del pubis.

 

Cuando se habla de Abdominoplastia se está hablando de una intervención completa, que permite quitar grasa, corregir los músculos rectos abdominales y eliminar el exceso de piel.

 

Para realizarla hay que hacer una incisión en la parte inferior del abdomen (como una cesárea, pero un poco más larga), que permita despegar los tejidos y abordar los músculos.

Hecho esto, se vuelve a juntar los músculos creando un “corsè” y luego se estira hacia abajo la piel y grasa quitando todo lo que sobra.

 

El ombligo se recorta para dejarlo en su posición y, al finalizar la intervención, se realiza un ojal para recolocarlo correctamente.

 

 

 

 

 

 

abdomen5 abdomen6 abdomen7

 

Es común acompañar esta cirugía de liposucción de la región de la espalda y abdomen posterior a fin de mejorar significativamente el resultado y la circunferencia del abdomen.
**Esta cirugía a pesar de ser una de las más solicitadas, es una de las intervenciones estéticas que más inquietan al cirujano plástico por las grandes dimensiones de la cicatriz resultante y, al mismo tiempo, es una de las que más satisfacen a los o las pacientes por el cambio tan importante que determinan en la forma y la silueta del abdomen.

 

Candidatos:

Si la persona fuma deberá suspenderlo cuando menos 3 meses previos a la intervención. Si planea un embarazo o pérdida de peso en el futuro lo deberá consultar con el Dr. Javier Bucio previo al procedimiento.

Las cicatrices previas de cirugías abdominales pueden limitar los resultados de la abdominoplastia.

 

 

 

 

 

Los mejores candidatos para esta cirugía son los hombres y mujeres que están en buenas condiciones físicas, que tienen depósitos de grasa acompañadas piel flácida en el abdomen que no se pueden eliminar con dieta ni ejercicios.

La abdominoplastía no es el tratamiento para el sobrepeso sino más bien para tratar las secuelas de la pedida de peso o embarazos previos.

En base a la cantidad de piel flácida y al grado de laxitud de los músculos abdominales se puede hacer más pequeña la cicatriz resultante o extender según el caso.

 

 

 

 

 

 

 

abdomen10

A y B disección mínima y cicatriz resultante de una mini abdominoplastia.
C y D disección amplia hasta reborde de costillas, exteriorización del tallo umbilical y cicatriz final resultante de abdominoplastia convencional.

 

 

Promedio de duración:

Una abdominoplastia completa normalmente toma varias horas, dependiendo de extensión del trabajo requerido debido a la severidad del a flacidez y cantidad del faldón adiposo.

 

 

Cuidados post operatorios:

Regularmente se deja un drenaje por alrededor de una semana.

Se utilizan apósitos sobre la herida y un vendaje elástico (que horas después se cambia por la faja definitiva).

Es habitual permanecer hospitalizados una noche y a la mañana siguiente, después de haberse iniciado la deambulación y reestablecida la dieta, se les da de alta.

Es muy importante que los pacientes se muevan y vuelvan a actividades regulares (sin esfuerzo) lo más pronto posible a fin de evitar posibles complicaciones.

Los primeros días son incómodos, por la sensación del corsé interno, algo de picor etc., el dolor es mínimo y regularmente siempre es controlable con los medicamentos que se prescriben.

A los pocos días se pasa la primera revisión, que sirve para revisar la herida, poder permitir el baño y usar cremas hidratantes. Esto hace que los pacientes se sientan mucho mejor.

Las suturas que utilizamos regularmente no requieren retirarse.

Los pacientes tienen que llevar la faja compresiva especial durante todo el día, hasta pasado un mes. En este momento se valora discontinuar su uso en forma progresiva.

Durante este primer mes, las zonas tratadas se desinflaman y pasado el mes se ve buena parte del resultado.

A partir de ahí, quedan leves fenómenos inflamatorios que desaparecen más lentamente. Además podrá tener disminución transitoria de la sensibilidad u hormigueo en la zona abdominal inferior que progresivamente irá desapareciendo.

Las cicatrices durante los primeros meses se verán enrojecidas, la cual con un adecuado manejo mejorará su aspecto e involucionarán hasta ponerse blancas y finas con el paso de los meses.

 

 

 

Resumen de los Objetivos en abdominoplastía:

 

  • Eliminar el exceso de piel abdominal.
  • Armonizar un abdomen que sobresale y se encuentra fuera de la proporción con el resto del cuerpo.
  • Unir músculos abdominales que están separados y debilitados.
  • Eliminar grasa en exceso concentrada en el abdomen.

Duración de los Resultados:

 

El resultado es permanente y duradero siempre que el paciente no pase por estados de gran obesidad, embarazos o ganancia de peso. Por ello deberá cuidarse para mantener y disfrutar el resultado.